Embajada en Brasil



Sabotaje petrolero de 2002 generó pérdidas millonarias a Pdvsa y a Venezuela PDF Imprimir E-mail

02-12-2014 sabotaje petroleroHoy se cumplen 12 años del inicio del sabotaje a las operaciones de Petróleos de Venezuela S.A. (Pdvsa), que provocó que los venezolanos sufrieran durante 63 días sin combustible para el transporte, sin gas para cocinar y a una época navideña trastocada en su cotidianidad y alegría por el plan golpista de la derecha para frenar el avance de la Revolución Bolivariana. El sabotaje fue la causa de la contracción de 9,2% del Producto Interno Bruto (PIB), la caída de la actividad comercial en 27,7%, pérdidas de Pdvsa por 2.598 millones de dólares en crudo no exportado, 267 millones de dólares por ventas internas no realizadas y 841 millones de dólares por importación de combustible, de acuerdo a cifras del Banco Central de Venezuela.

Los autores fueron los mismos que hoy celebran la caída internacional de los precios del petróleo: Actores políticos de oposición junto a las cúpulas de la iglesia, la empresarial, el sindicalismo tradicional, empresarios y dueños de empresas de comunicación.

El ataque atentó contra la estabilidad del país mediante la estrategia de desabastecer el mercado interno y la exportación de crudo, generar desabastecimiento de los alimentos, crisis hospitalaria, el estallido social y la quiebra del Estado. 

Fue un paso más de los grupos conservadores para desestabilizar la democracia del país, después del golpe de Estado en abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez.

El origen de los planes golpistas comenzó cuando el comandante Chávez aprobó 49 instrumentos legales, vía Habilitante, entre los que se encontraban la Ley Orgánica de Hidrocarburos, a través de la que Venezuela comenzó el impulso de una justa distribución de la renta petrolera para el pueblo, después de 40 años de estar al servicio de las transnacionales extranjeras, con la anuencia de los gobiernos de los partidos socialdemócrata Acción Democrática y socialcristiano Copei.

32 semanas después del golpe de Estado de abril de 2002, la derecha venezolana llamó a un "paro cívico" el 2 de diciembre de ese mismo año, que desembocó en el sabotaje a Pdvsa, y fue acompañado por un boicot marítimo y aéreo, financiero y educativo que paralizó las actividades en los puertos, donde los tanqueros y la flota petrolera fueron secuestrados por los golpistas. 

La artimaña apuntaba a crear un caos económico, político y social para arrodillar al pueblo venezolano.

Las empresas básicas de Guayana (Estado Bolívar, sureste) también resultaron afectadas por la falta de suministros, la producción de crudo se redujo en 70% y fueron detenidas las actividades en las refinerías de El Palito (Carabobo, costa centro-norte) y Paraguaná (Falcón, noroeste).

Sin embargo, después de más de dos meses, el paro fracasó. 

Sus promotores abandonaron a su suerte a sus seguidores y paulatinamente la actividad comercial comenzó a reactivarse.

Después del paro, la recuperación de Pdvsa por parte de la Revolución Bolivariana fue útil para reorientar el papel de la industria desde la concepción de soberanía y manejo del recurso en beneficio del pueblo, y se crearon las Misiones sociales, entre ellas Robinson, Barrio Adentro y Alimentación, para garantizarle al pueblo los derechos fundamentales a la educación, salud y alimentación.

Agencia Venezolana de Noticias, 02/12/2014

 

Otras Noticias

 

Para la guerra 

todo chavez

Boton Todos Somos Venezuela

 

 

 

 

 

legalizacion.png

botones tramites consulares

botón mercosur2 

   search       imgres youtube

ficha interesse
CartadeJamaica Port