Embajada en Brasil



NOTA DE LA SECRETARÍA DE POLÍTICA Y RELACIONES INTERNACIONALES DEL PCDOB EN SOLIDARIDAD A LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA ANTE NUEVO ATAQUE DE EEUU PDF Imprimir E-mail

pcdob

Este martes (14) el Departamento del Tesoro de EEUU anunció sanciones económicas contra el vicepresidente de la República Bolivariana Venezuela, Tareck El Aissami, incluyéndolo en una lista de supuestos “narcotraficantes”.

El Partido Comunista de Brasil (PCdoB), al lado del pueblo venezolano y del gobierno de Nicolás Maduro, se posiciona contra esta sórdida embestida que señala una nueva ola de ataques contra la Revolución Bolivariana por parte de Donald Trump y de su equipo.

La falsa acusación sucede apenas 42 días después de El Aissami asumir la vice-presidencia y siete días después de que 34 asambleístas estadunidenses presionaran a Donald Trump para continuar la política de Barack Obama de promoción constante de hostilidades contra Venezuela.

El vicepresidente venezolano calificó de “agresión miserable” las sanciones económicas, y afirmó que las recibe como “un reconocimiento de mi condición de revolucionario antiimperialista”.

Respetado experto criminólogo, El Aissami fue responsable por el despacho de Seguridad Ciudadana durante la gestión del presidente Hugo Chávez y llevó a la cárcel a más de 100 jefes del narcotráfico, incluso entregando a EEUU 21 narcotraficantes cuyas extradiciones fueron solicitadas internacionalmente.

Como recuerda la firme nota del gobierno venezolano, “la Organización de las Naciones Unidas (ONU) nos reconoció como uno de los seis países de mayor decomiso de drogas en el mundo y libre de cultivos ilícitos en territorio nacional”.

La misma nota informa que el gobierno bolivariano “rechaza, protesta y condena enérgicamente las acciones arbitrarias y extraterritoriales perpetradas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos de América contra el vicepresidente de la República Bolivariana Venezuela, Tareck El Aissami” y dice que estas acciones “carecen de legalidad internacional y violan flagrantemente el Derecho Internacional Público, las instituciones internacionales y los principios fundamentales que rigen la comunidad de naciones, tales como lo respeto a la igualdad soberana y el principio de inmunidad de los Estados, constituyendo una grave agresión a Venezuela. Constituyen, además, una infamia contra una alta autoridad del Estado y, sin duda, un falso positivo contra un venezolano decente y digno, cuyas acusaciones no encuentran sustentación alguna en la realidad, conforman una mentira grotesca del Imperio estadunidense para agredir y forman parte de una trama internacional para atentar contra una alta investidura e impedir el ejercicio de sus funciones”.

Existen muchas razones para el odio del imperialismo contra la experiencia venezolana. Atacada ferozmente por todos los lados, resistió y venció la ola más poderosa de la ofensiva conservadora que recientemente asola a América Latina. Contrariando los deseos y previsiones de los imperialistas y sus lacayos, el chavismo y sus aliados siguen resistiendo, apostando en la movilización popular, en la elevación de la conciencia política y en la profundización de la democracia.

Venezuela, desde la presidencia de Hugo Chávez, hace de la defensa de la integración latinoamericana y de la soberanía nacional una de su principales políticas. Fue incluso durante la gestión de Hugo Chávez que el nuevo secretario de Estado de EEUU, nombrado por Donald Trump, Rex Tillerson, vio el brazo de su empresa en Venezuela, Exxon Mobil, ser nacionalizada por la Revolución Bolivariana.

La lista en la cual fue incluida el vicepresidente venezolano carece de total credibilidad. Una lista más veraz y fácil de hacer sería con las patrañas que el imperialismo impone al mundo para justificar sus acciones, lo que formaría una verdadera enciclopedia.

Quién no recuerda, por ejemplo, ¿en 2003, al entonces secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, en plena ONU, mostrando “pruebas cabales” que su gobierno recolectó sobre la existencia de “armas de destrucción de masa” en manos de Saddam Hussein? Las “pruebas” eran falsas, pero Irak fue invadido, el país destruido, y fueron asesinados directa o indirectamente más de 600 mil iraquíes. Como saldo del acto criminal, el imperialismo consiguió el control del petróleo iraquí, que hoy es mayoritariamente de empresas estadunidenses o de países satélites, y la industria bélica, que mueve parte significativa de la economía americana, se lucró con billones de dólares de la matanza.

Es un método, por tanto, ya bien conocido de la máquina de propaganda imperialista ser alimentada con calumnias y falsas denuncias contra sus adversarios buscando pavimentar el camino para a desestabilización interna del país que se busca dominar.

En el caso de Venezuela, encuentran como obstáculo mayor la determinación de una nación que afirma con dignidad: “Somos un pueblo de paz, amante de los principios de la autodeterminación y el respeto a la soberanía, así como apegados al orden y al Derecho Internacional. Con la misma determinación, decimos que no toleramos ni toleraremos agresión alguna contra nuestro territorio, contra nuestro derecho a ser libres, ni contra ningún hermano nacido en esta tierra de hombres y mujeres dignos y herederos de la gloria de Simón Bolívar y Hugo Chávez”.

El PCdoB, partido que practica el internacionalismo de forma militante, expresa su indeclinable solidaridad al pueblo venezolano en la lucha contra el imperialismo, por la integración latinoamericana, en defensa de la paz y de la justicia en el mundo.

 

José Reinaldo Carvalho

Secretario de Política y Relaciones Internacionales del PCdoB

São Paulo, el 15 de febrero de 2017

 

Otras Noticias

 

 

pela_constituinte.jpg

prueba 

todo chavez

unnamed

 

 

 

 

 

legalizacion.png

botones tramites consulares

botón mercosur2

gacetaoficialextraordinarian6.jpg

  

   search       imgres youtube

ficha interesse
CartadeJamaica Port

 

083012 boton efemerides socialistas